viernes, 13 de marzo de 2009

Febrero de 2009

No queria dejar pasar el tiempo, queria contarles sobre el mes de febrero, que fue el mes que empezo mi descanso por maternidad, y tambien el mes que "recuperé" a Gabriel, un mes maravilloso, aunque al final me llene de melancolia el contarlo, pero lo disfrute.


Yo regrese al trabajo dos dias antes de que Gabriel cumpla un año y tres meses, y ahora ya cumplio los tres años, ha pasado los terribles dos con los abuelitos y con una mama que tabajaba 12 horas o mas al día. Lo encontre algo egosista y rebelde, y por que no decirlo bastante irreverente, la tarea no fue nada facil, pero con mucho cariño y paciencia esta situacion fue cambiando, no voy a decir que fui una excelente mama, porque las molestias propias del ultimo mes, las hormonas y el calor de febrero no me permitieron sincronizar con mi hijo en varias oportunidades. Fuimos como el dice, los mejores amigos, saliamos a comer, a pasear, a correr o al cine, solo los dos, como si nada mas importara en este mundo, ahora lo escribo y lloro tanto, por que esa luna de miel ya se termino, ahora tengo a Camila conmigo, y aunque es muy tranquilita, necesita mi atencion y mi tiempo tambien.



La mañana que me iba al hospital me fui sin soltarle la mano, `pasamos toda la noche ordenando y el me hixoun mural en la barriga, y claro luego me dijo que tomara fotos, aqui va una


que fue tomado solo horas antes de que ya no fuera tan solo la mama de Gabriel, los tres dias en el hospital se hicieron eternos, el tercer dia Gabriel no fue a verme porque tenia un cumpleaños, y alli me di cuenta cuánto lo echaba de menos, me pase la noche entera muy triste por que no pude ni siquiera hablar por telefono con el porque mi papa me dijo que habia preguntado por mi toda la tarde y era mejor no decirle nada, yo queria que el sepa que lo tuve todo el dia presente que no deje de pensar en el un solo minuto, que queria saber como le habia ido ese dia sin mi, en su primera fiesta sin mi, queria hablar con el, pero tan solo me quedo refugiarme en mis lagrimas. Las hormonas se apoderaron de mi.

Al llegar a casa, Gabriel ya no era el mismo niño que habia dejado el jueves en la mañana, estaba resentido con sus papas por haberlo dejado con los abuelos, por traer aalguien mas que le roba la atencion, y aunque al principio parecia muy gentil con su hermana, ahora no l es tanto, cada vez quepaa cerca de ella, empuja su hamaquita, cuando estoy dandole la leche quiere que le abrace, que le ponga juegos, que le infle globos, si no lo hago no solo llora, sino que lo hace gritando, yo lo quiero demasiado a mi niño, pero no se porque he adoptado una postura bastante delimitada, yta no tengo la paciencia de antes, en algunos casos es muy irritante para mi y le digo que se calle o se vaya a su ahbitacion, me mira con carita de llorar, se me parte el alma, pero a veces ya no puedo mas, me siento mal por tratarlo asi, me siento mal por ya no ser la Super Mama como él me llamaba, me siento tan mal porque en muchas ocasiones he llegado a repelerlo , y lo peor es que me falta fuerza y determinacion para retomar mi relacion con mi niño, que lo unico que hace es llorar y decir que esta mal por mi, que hace lo que hace por que es malo y evade mis preguntas.

Hijo, se que algun dia leeras esto, solo dejame decirte que te amo con locura, que nunca, escucha bien, nunca te querre menos o mas que a tu hermana, que eres mi hijito querido, con el que aprendi a ser mamá, vida de mi vida.

video

Este video es del ultimo dia que fuimos a la playa, un dia antes de la cirugia, no se peroque preo lo veo y me parece tan lejano, ya se que no puedo retroceder.

No hay comentarios: